miércoles, 26 de octubre de 2016

De la gestión de RR.HH a la gestión de personas

    Las organizaciones privadas vienen siendo objeto de una serie de innovaciones que las  están llevando a una verdadera reinvención de la gestión de sus recursos humanos en las últimas décadas. Muchos de esos cambios son de carácter material, técnico o procedimental. Pero otros se centran en aspectos conceptuales que están modificando la forma de entender el trabajo y al empleado dentro de las empresas.
    Una de esas innovaciones "inmateriales" es el cambio en el propio concepto mismo de la gestión de recursos humanos, y que ahora se prefiere denominar gestión del personal o mejor, gestión de personas.

   
Mas allá del cambio de denominación, de lo que se trata es de crear un nuevo paradigma en el modo de entender la relación existente entre las organizaciones y las personas que trabajan en ellas. En este ámbito debemos mencionar otro concepto que da sentido a este paradigma: el del empoderamiento del empleado, contar con él (o ella) como valor más que como un mero recurso humano. Las organizaciones sólo pueden avanzar si cuentan con sus miembros, pues sin ellos no son realmente nada.

    En el ámbito público también se está haciendo notar este giro conceptual y fáctico aunque, como podemos imaginar, de un modo más lento. El cambio es extraordinario, pues no podemos olvidar que la Administración (al igual que la empresa privada) la dirigen personas, la forman personas y son éstas quienes la hacen funcionar, y mientras no sean conscientes de este hecho los poderes públicos y quienes tienen responsabilidades en gestión de personas no se podrá avanzar realmente en esa reinvención y en la importancia del capital humano.

    El talento, la experiencia, la formación o la satisfaccion del empleado público son elementos que forman parte de este nuevo entorno, pues contar con él y con lo que puede aportar en el día a día hacen que las Administraciones avancen en el logro de su fin último: la propia satisfacción de los ciudadanos y del interés general.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe tu comentario