lunes, 17 de octubre de 2016

La inteligencia artificial llega a la Administración: IBM Watson y la innovación pública

    Leía en el suplemento dominical El País Negocios del domingo 16 de octubre que se están llevando a cabo pruebas piloto con el sistema de inteligencia artificial Watson, de la firma IBM (el mismo que ganó el concurso Jeopardy! en EE.UU) en varias Administraciones españolas, lo que me ha sorprendido muy gratamente por mi doble faceta de entusiasta de la tecnología y de la innovación pública.

     En particular, el Cabildo de Lanzarote está probando este sistema cognitivo como asistente virtual para el turista, aconsejarle e incluso responder a preguntas. También se está probando en Ayuntamientos como asistente virtual para ayudar a los ciudadanos a realizar trámites como el empadronamiento o gestionar otras solicitudes.

    La innovación supone precisamente esto, aplicar no sólo la tecnología sino también cualquier opción (proceso, técnica, herramienta...) que la sociedad y las empresas hayan desarrollado para devolverle bienes y servicios mejores, para revertir en aquella, aumentados, los beneficios del uso de dichos avances.

    La inteligencia artificial es aún una tecnología en ciernes, sobre todo la de carácter cognitivo, la que trata de entender el lenguaje humano, y por eso supone una gran noticia su aplicación en el ámbito de la Administración más allá de los más habituales asistentes telefónicos que responden a sencillos comandos humanos. El de la atención telefónica es un campo donde se está avanzando mucho y donde se puede mejorar la experiencia del ciudadano con la inteligencia cognitiva, pero hay otros muchos.

    Se presenta una gran oportunidad para innovar dentro de la actuación pública. Lo que hace falta es mejorar la tecnología y aprovechar también el talento de los empleados públicos para que propongan nuevos medios en los que la inteligencia artificial podría ayudar en su labor y en la satisfacción del ciudadano. Por de pronto, un sector aún emergente pero con infinitas posibilidades es el Big Data, ya que la Administración es, en su conjunto, una de las organizaciones que más información y datos genera cada día. 

    Creando algoritmos adecuados, ideando formas de aprovechar dichos datos en la mejora del bienestar de los ciudadanos y aplicando para todo ello la inteligencia artificial tendremos, a buen seguro, una baza impagable para lograr cotas de innovación hasta ahora desconocidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe tu comentario